El Discurso Vacío

on 20 julio 2011

El Discurso Vacío:
Los Profetas Vanos...
By: Alex de la Iglesia http://cristianomoderno.blogspot.com/

Años atrás, la vanguardia artística y ciertos líderes resistidos por los autócratas de turno, hicieron del discurso un instrumento y un mensaje de lucha. Por su palabra, algunos fueron perseguidos y desaparecieron, otros cayeron en el olvido... Unos y otros, tenían una voz que incomodaba a los abusivos en el poder…

Sin embargo, el mercado –el soporte económico e ideológico que sustenta el actual estilo consumista y, todopoderoso dios de la globalización- ha convertido aquellos discursos (que agitaban las conciencias adormecidas), en mensajes sugestivos carentes de ideal y vacíos de contenido. Si el sueño de una humanidad mejor pasó de ser una misión inmortal a una idea minúscula –tal como los posmodernistas afirman- los quijotes y líderes de la verdad que expresaban su descontento… ¿se quedaron sin discurso?

El filósofo y activista americano Avram N. Chomski dijo: “Gran parte de la Biblia está dedicada a personas que condenaron los crímenes de estado y las prácticas inmorales. Son los llamados “profetas”… Los disidentes modernos… No hace falta analizar como fueron tratados: terriblemente mal, la norma para los disconformes”

¿Dónde están los profetas de Chomski? o mejor decir… ¿Dónde están los profetas bíblicos? Porque si no hay auténticos profetas, tampoco hay autorizados mensajes. Y si no hay voces autorizadas, vano es el mensaje... Y digo esto en un tiempo en que el "ministerio profético" parece resucitar pero… ¿Son éstos profetas los que sacuden y despiertan conciencias entre la gente? ¿Son los que denuncian los males de nuestra iglesia y sociedad? ¿Los que nos advierten del peligro que corre la verdad y la fe en nuestros tiempos?

Y es que el mercado no sólo ha moldeado a su imagen el discurso de nuestros líderes y profetas, sino que ha creado un nuevo ideal en las conciencias de las gentes. Esto ha cambiado el barómetro por el cual medimos los discursos: a tono con los tiempos de la posmodernidad, la búsqueda de la felicidad individual está por encima del bienestar conjunto. Los cristianos tenemos un modo en que "espiritualizamos" esto: La búsqueda ciega de bendición por encima de todo... ¡incluso de la verdad misma! Así es, como muchas veces: "tragamos el camello y colamos el mosquito..."


Hoy día, evaluamos un ministerio profético tipo por la inestable óptica de las sensaciones. Así, un profeta pasa el filtro de la validez, dependiendo del grado de bendición con que endulce nuestros oídos. Sin embargo, los profetas del tiempo de Jeremías, tenían una profecía favorita que comenzaba con un mensaje de paz y acababa con una promesa de prosperidad y bendición... Pero sus bonitas palabras no venían de parte de Dios, sino de una actitud oportunista que quería granjearse el favor y el reconocimiento del pueblo...

En el día de juicio, hay muchos que vendrán con sus listas de "grandes éxitos ministeriales" en la tierra para acabar como los grandes desconocidos en el cielo, porque en la iglesia actual hemos cambiado la vara con que se miden los logros en la eternidad... De este modo, cualquiera que trae una buena etiqueta acompañada de una verborragia que impresione, tiene la mitad de la popularidad y el éxito garantizados. La iglesia como la sociedad, está llena de ingenuos a los que se convence de que pensar críticamente... puede ser peligroso para su salud...

Harold Camping locutor de radio cristiana y presidente de Family Radio, hizo recientemente una profecía, en la que pretendió predecir el regreso de Cristo para el 21 de Mayo y el fin del mundo para el 21 de Octubre (2011). Una vez que el 21 de Mayo pasó y la venida de Cristo no ocurrió, dijo que el 21 de Mayo comenzaba el juicio y el 21 de Octubre la venida de Cristo… ¡Un esperpento que tristemente le valió un derrame cerebral y la suspensión de su show “Open forum”…! ¿Es Camping un sincero hombre apenas equivocado?

Camping se hizo famoso a base de su creencia en numerología bíblica, su obsesión por el fin de los tiempos y sus yerros proféticos… En el año 2009, Family Radio declaró al fisco que recibió 18,3 millones de dólares en concepto de donaciones, y que tenía propiedades por más de 104 millones incluyendo 34 millones en acciones y otros valores... Family Radio gastó más de 100 millones de dólares en el 2011 en la campaña para difundir la profecía hecha por Camping...

El 23 de mayo, Camping declaró en una conferencia de prensa que su compañía no pensaba devolver el dinero donado por sus seguidores para difundir la fallida profecía del 21 de mayo: "Aún no estamos en el fin... ¿Porqué debería devolverlo?" ¿Es posible que Camping esté utilizando sus profecías para ganar fama y enriquecerse más? Y... ¿Qué de las profecías que casi a diario se hacen en iglesias por “ministros proféticos” de dudosa procedencia? Acaso, ¿crees que Camping es un caso aislado que puede detectarse fácilmente?

Muchos Camping –a escala menor- andan impunemente por nuestros púlpitos e iglesias anunciando toda una batería de profecías que seducen al oído simple y contentan a los "buscadores de felicidad". No tienen quién los juzgue ni se preocupan de ello, porque los cristianos actuales fuimos enseñados como en política “a tragar sapos” aceptando todo lo que se nos impone con el "mote" de cristiano...

Alguien dijo (si mal no recuerdo): "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios" ¿Quieres profecía?... ¿Dónde están los profetas bíblicos?

Links:
El día después, Harold Camping rechaza dar explicaciones de su fallida profecía
http://www.youtube.com/watch?v=uB4qXcMP-Ms

Robert Fitzpatrick es duramente increpado por seguidores que se sintieron estafados....
http://www.youtube.com/watch?v=i-fkeg2qRDo

El Post Cristianismo

on 23 junio 2011

El Post Cristianismo:
La Iglesia Posmodernista
By: Alex de la Iglesia http://cristianomoderno.blogspot.com/

El término posmodernidad designa un abanico de movimientos abonados en su oposición o superación de la Era moderna. Las corrientes aparecieron a mitad del Siglo XX, y comparten la idea de que el modernismo fracasó en su intento de evolución y progreso de la sociedad. Sin embargo, después de los atentados del 11 S, el vocablo dio paso a expresiones como Globalización

Su principal característica es la negación de todo lo que habíamos aceptado, y la revisión de cuanto creímos. Así por ejemplo, historia y tradición deben ser reconsideradas. Los posmodernistas aseguran que la ideología occidental creó dualismos (verdad/ mentira, etc.), que nos privó de otras perspectivas. En su concepción, no existen absolutos (tales como una única realidad) porque todo es relativo. Por eso, valoran y promueven la creencia del pluralismo y la diversidad

Todos los escritos y credos que gobernaron las conciencias modernas en occidente, hoy no tienen completa autoridad, no son objetivos ni pueden revelar “que sucedió en realidad”. Según los posmodernistas, estas afirmaciones son reflejo de prejuicios, cultura y singularidades de quién los escribió, no pueden aplicarse a nosotros... Así que, la verdad es cuestión de perspectiva o contexto más que algo universal porque no hay acceso a la realidad, a la forma en que son las cosas, sino sólo a lo que a nosotros nos parece…

En contraposición con el modernismo, la posmodernidad es la época del desencanto. Esto trae una serie de consecuencias que acabarán afectando todos los órdenes de la sociedad. Se acaban los ideales, las utopías, la idea de progreso en conjunto y los grandes héroes. Pierde valor el contenido del mensaje, desaparece la ideología de los líderes y se maneja mucha y contradictoria información…

El desencanto no solo trae negación pero una revisión y nuevo enfoque. El posmodernismo apuesta por el éxito y el progreso individual, surgen los pequeños ídolos que duran hasta que algo más novedoso y atractivo los suplante. Ahora las formas juzgan al mensaje, la imagen elige a los líderes y los medios masivos son los transmisores de la verdad, y todo lo que ellos ignoran sencillamente no existe…

La posmodernidad tiene nuevos beneficiarios y grandes perjudicados, uno de ellos es la iglesia. Aunque aún no puede medirse el impacto, cada día es más evidente la incorporación de nuevas “corrientes de pensamiento” -en tal cantidad- que muchos viven a la cola de los cambios. A raíz de esto surgen intensos debates dentro de la iglesia, mientras el ala ortodoxa pretende permanecer inmune a los cambios, un grupo cada vez mayor se suma a las nuevas corrientes siguiendo a los líderes religiosos del momento, las tendencias que marca la aceptación secular y el propio desencanto con el modernismo…


Hoy día, populares líderes de la iglesia están volviendo atrás en sus pasos, desechando viejas doctrinas e incorporando nuevos dogmas. Está comprobado que muchos de ellos comenzaron con un rigor doctrinal que hoy ya no tienen y, mientras el credo tradicional era el común denominador, sus actuales enseñanzas están teñidas de relativismo y ambigüedad. Como ejemplo citemos al tele-evangelista Robert Schuller, quién fue considerado un teólogo radical que estudió en el Hope College asociado a la Iglesia Reformada americana (de orientación calvinista y conservadora), y ahora es un reconocido universalista que comulga con la psicología existencialista de Viktor Frankl y la metafísica. Schuller, conocido por su programa “The Hour of Power” que se inició en 1970, y llegó a más de 1.000.000 de hogares, es también el fundador de la Catedral de Cristal (construida por Philip Johnson y dedicada en 1980) convirtiéndose en una de las primeras mega-iglesias en el mundo con sus más de 10.000 miembros…

El enfoque de Schuller está basado sólo en los aspectos positivos de la fe Cristiana, por eso evita reprobar los pecados de la gente. El cree que Jesús “responde a las necesidades antes que predicar doctrinas y religiones”, y que una vez en relación con Dios, quién reciba la fe positiva descubrirá que como resultado disminuirá su pecado. Schuller es conocido como el padre de la corriente de los “soñadores” o “pensamiento positivo” (una nueva oleada de predicación inspiracional que aumentó su popularidad en la última década y a la que adhieren importantes líderes modernos como Dante Gebel). Schuller anima a cristianos y los no cristianos a lograr grandes cosas de Dios y a creer en sus sueños: “Si lo puedes soñar –dijo-, lo puedes hacer”   

¿Cómo un cristiano conservador se convierte en un universalista y metafísico? y, ¿Cómo un cristiano formado en el calvinismo se muta en la psicología existencial y humanista de Viktor Frankl? Para los que saben un poco de historia y fe, estos cambios son grandes y a la misma vez contradictorios. Sin embargo, si repasas algunos postulados del posmodernismo encontrarás que el giro que Schuller ha ido dando a través de los años, va en plena consonancia con las teorías y las creencias de la globalización: el éxito y el progreso individual, los pequeños y atractivos ídolos. Mensajes (o predicaciones) que son juzgadas por las formas sin atender el contenido, líderes que son aceptados por la imagen sin importar lo que creen y medios masivos de comunicación como los transmisores de la verdad…

Consciente o no, Schuller supo ver el filón de una “teología posmoderna” y su impacto a través de los medios de comunicación… ¿No será esa la razón de su éxito? Schuller es uno de los pioneros en actualizar el evangelio a tono con la globalización, pero a los devotos seguidores (tanto líderes como fieles), debería ser un toque de atención que tanta propaganda y fe positiva no pudieran frenar la quiebra y cesación de pagos en las que se ha visto envuelta la Catedral de Cristal, y que tanto "exito" no haya podido sobrevivir al retiro activo de su propio fundador (2006).
Al menos, es para pensarlo...

Robert Schuller: “Redefiniendo el Cristianismo”
  http://www.youtube.com/watch?v=DOovJcDTRbU

Noticia de la Quiebra de Catedral de Cristal…
http://spanish.christianpost.com/articulo/20101025/pensamiento-positivo-express-de-los-schuller-despues-del-capitulo-11/pageall.html 

El Cristiano Consumista

on 12 junio 2011

El Cristiano Consumista:
La Iglesia de Consumo...

A finales del Siglo XIX, la 2º Revolución Científico Industrial y el incremento de las ganancias a raíz de la demanda interna, crearon la Sociedad de Consumo. Quizás el hecho que dio el puntapié inicial, es la aplicación de la cadena de montaje que Henry Ford empleó en la fabricación de automóviles en 1901. A partir de aquí, el consumo individual constituyó el núcleo de la actividad económica…


Para aumentar la producción y las ganancias, había que incrementar el consumo. Para acrecentar el consumo, había que influir en los gustos de las gentes y crear nuevos valores. Al final, la publicidad obró el milagro en tal forma -que en la actualidad- las modas surgen o se eclipsan obedeciendo las pautas que marca la publicidad costeada por las multinacionales...

Este tipo de consumo basa su fuerza en el apetito por la compra. Así, comprar se ha convertido en el pasatiempo preferido de mucha gente que ve en la adquisición de bienes una forma de presumir realización y -a la misma vez- de lograr el grado de aceptación dentro de los patrones que marca la sociedad consumista. Este afán consumista, tiene como vehículo a las clases medias y ha creado una nueva figura: El Comprador compulsivo

No hace mucho que esta sociedad consumista ha puesto sus pies en la propia iglesia para descubrir de buen agrado que el cristiano moderno, también puede ser otro individuo consumista. A las pruebas me remito…

Había un tiempo en que las organizaciones religiosas tenían el manejo de las casas editoriales, los emprendimientos discográficos eran costeados por iglesias y las películas eran el resultado de asociaciones como la de Billy Graham… Más allá de algunos entresijos doctrinales (como la eterna dicotomía entre Bautistas y Pentecostales por ejemplo), el manejo de tales proyectos estaba en manos de cristianos y el resultado era un producto no comercial pensado para un público espiritual… ¿Quién no fue bendecido con el libro El Progreso del Peregrino?... ¿A cuántos no impactó películas como La cruz y el Puñal? y ¿los himnos y coros de anónimos? Sólo por citar algunos ejemplos…

Sin embargo, alguien advirtió que los cristianos modernos tenían una tendencia compulsiva a consumir nuevos productos religiosos fuera de los tradicionales, y que grandes sectores de la iglesia estaban ávidos de un cambio en el sentido de su fe. El culto severo y riguroso estaba dando paso a una profunda flexibilidad, y el otrora radicalismo doctrinal a la tolerancia; lo que indudablemente abría las puertas a la secularización que podía adaptarse una vez que fuera sutilmente… ¡cristianizada!


Hubo algunas corrientes -incluso dentro de la iglesia- que anticiparon tal cambio. Quizás, el más popular fue Oral Roberts pionero del movimiento “Siembra de Fe” quién hizo célebre la frase “La semilla de la dádiva es la… de la fe” En 1950, Roberts fue el precursor del “Evangelio de la prosperidad” que se sirvió de la TV para prometer a sus seguidores que sus ofrendas regresarían multiplicadas ¡7 veces! Esto provocó que muchos cristianos codiciosos, invirtieran cuantiosas cantidades en su ministerio elevándole a la categoría de “Gurú espiritual” y permitiéndole construir un imperio de la fe, que a veces se vio afectado por escándalos sexuales y monetarios de sus colaboradores…

Pero Roberts, apenas era la punta del iceberg que anticipaba los cambios que se venían. Más tarde, llegaron los Jim Bakker (El Club PTL), Jimmy Swaggart y los Pat Robertson (Club 700) por citar algunos de los que recogerían el manto arrojado por Oral Roberts para continuar fabricando nuevos imperios y demostrar a la vez, que la fe también podía ser un buen negocio para una mente ambiciosa y comercial, que supiera explotar las olas del fervor consumista de la iglesia…

Alguien dijo: “El cristianismo comenzó como una relación personal con el Señor Jesucristo. Cuando llegó a Atenas se convirtió en una filosofía. En Roma se transformó en una organización. Al arribar a Europa se insertó en la cultura, pero hoy día es… ¡un gran negocio!

En la satírica e irreverente serie South Park, Cartman el niño egoísta y xenófobo, quiere formar una banda de música para lograr un disco de platino: “¿Rock cristiano?... Si hacemos canciones sobre como amamos a Jesús… los cristianos comprarán…” Más adelante intenta convencer a Token… “¡Los cristianos componen una audiencia de 180 millones de americanos! Si cada uno de ellos compra nuestro álbum a 12,95$ eso hará un total de... Dos billones trescientos treinta y tres y un mil millones de dólares ¿Aún quieres irte…?” Obviamente, Token no se fue… Esto que algunos creen un ataque a la fe cristiana, ¿no es en realidad una sátira de algo que está ocurriendo en la iglesia y no queremos ver? o... ¿Sólo Cartman hizo tales cuentas?

Hay quienes sitúan el final de los 80, como el tiempo en que las grandes compañías comienzan a pujar por el negocio religioso con la compra de Editorial Vida en 1988 (la rama latina de Zondervan) por Harper Collins que a su vez pertenece a la NewsCorp de Rupert Murdoch. Otras compañías vieron el filón comercial y ahora tienen ramas religiosas: Por ejemplo, Time Warner tiene a Warner Faith y Thomas Nelson Publishers al Grupo Nelson que a su vez es propietaria de Editorial Caribe Betania y la revista “Bendiciones Hoy”

Este fenómeno se repite en la música, donde Mirra pertenece a Warner Music (una división de Time Warner) aunque quizá el caso más emblemático, sea el de Zomba Récords que en el año 1994 hizo la 1º de sus muchas incursiones en la escena de la música cristiana con la compra del Grupo Brentwood Music. En 1996, Zomba compró a Reunión Récords y en 1997 a la Benson Music Group lo que finalmente le convirtió en el mayor sitio de catálogo de música cristiana del mundo. Y la lista continúa…

Así que una vez que hemos asumido nuestro consumismo a ultranza, y que admitimos el fenómeno de la publicidad en una sociedad e iglesia consumista como la nuestra… ¿Quién está manipulando nuestras mentes? ¿A que intereses responden? Y lo más importante… ¿Qué estamos consumiendo? 

Alex de la Iglesia
(http://cristianomoderno.blogspot.com/)
Links:
Rick Warren ¿pastor de Rupert Murdoch?
http://www.youtube.com/watch?v=JUb8DuArgnw

"Hard Rock Christian" por South Park
  http://www.youtube.com/watch?v=DTFUf2F-X5c 

El Efecto Barnum

on 29 mayo 2011

El Efecto Barnum
(Parte uno) El Show Business...

Si hay un hombre en la historia que escribió ríos de legendarias mentiras, ese fue Phineas Taylor Barnum. Nacido en Bethel (USA) en 1810, pronto descubrió que el trabajo honesto no era lo suyo. Tras una estafa con cupones de lotería y la creación del 1º periódico sensacionalista (en el que la verdad no era tan importante como el escándalo), Barnum acabó en la cárcel. Allí aprendió los trucos necesarios que le llevaron a convertirse en un “showman” ¡de la estafa!

Cumplida la condena, puso manos a la obra. Adquirió una mujer negra ciega “Joice la Bicentenaria a quién presentó como la niñera de… ¡Washington! Más tarde, se hizo con una vieja compañía de espectáculos. A partir de allí, su show ambulante continuaría más allá de su muerte hasta fundarse el “Barnum´s American Museum”, un museo que prometía “500 mil asombros y maravillas” ninguno de los cuales era… comprobable. La mujer sirena o la máquina que desintegraba dinero son sólo algunas de las invenciones que causaron histeria colectiva y no pocas demandas judiciales en su contra…

Gracias a su carismático talento para mentir y su persuasión para afirmarlas, Barnum se convirtió en el 1º Show Businessman de la historia y un icono de las afirmaciones mentirosas. Posteriormente, los sicólogos (con Forer a la cabeza) comenzaron a estudiar la tendencia a creer afirmaciones aunque no fuesen ciertas bautizándolas como “Efecto Barnum” o “Mentira de validación personal” una teoría de la cuál se sirven líderes políticos y religiosos, el horóscopo y el mundo del espectáculo en general…

Estoy hablando de la tendencia en aceptar afirmaciones falsas como verdaderas… Barnum acunó famosas frases pero una en particular fue su lema de vida (aunque algunos dicen que pertenece a su rival Adam Forepaugh): “Por cada minuto, nace un inocente/ tonto”; sus cuatro mansiones y su evidente éxito pueden dar buena cuenta de ello…

Literalmente, Barnum vivió del cuento…


Cuantos Barnum pueblan nuestros pulpitos… no lo sé. Lo que sí se, es la cantidad –cada vez mayor- de cristianos sinceros que una vez tenían un ideal de fe y eran parte vital de la iglesia que hoy ya no están. Muchos de ellos, fueron los anónimos que ayudaron a construir los grandes y exitosos ministerios que vemos hoy. Fueron las hormigas trabajadoras, los obreros “ad honoren”, los que servían en la oscuridad que al final se convirtieron en los vasos descartables que ausentes a nadie importan ni recuerdan…

Barnum cambió su época y, muchos de los tontos perdieron su inocencia para siempre; es lo mismo que los Barnum espirituales están haciendo con nuestra generación. El resultado es gente desilusionada que ahora desconfía de la iglesia en la misma proporción que antes lo creía todo. En el medio, asoma un nuevo tipo de cristiano que piensa con la razón lo que antes aceptaba con el corazón y, además tienen un agudo sentido espiritual para debatir cosas que podrían enriquecer a la iglesia…

Ahora, yo sé que estos son gente incómoda que incomoda y un Barnum suele evitarlos a toda costa. Si tú eres uno de ellos, serás bienvenido hasta el día en que abras tu boca y comiences a decir aquello que todos callan…

Estos sanos inconformistas, creen en Dios y en la Biblia pero desconfían de la iglesia y sus líderes. Muchos de ellos, fueron parte de la vorágine organizacional, fieles al remolino de actividades y, que en algún tiempo, parecían estar institucionalizados… ¡Hasta tenían la camiseta de su pastor o iglesia puesta! Pero otra vez, los Barnum detrás de los púlpitos quebraron su inocencia. Y es que hay un nuevo tipo de abuso en la iglesia del que poco se habla y mucho se sufre: Gente inocente, "los quijotes de la fe" que terminan siendo abusados por líderes sedientos de éxito a cualquier costo. Hay cientos de historias que nunca van a salir en los periódicos acerca de gente que sacrificó todo para –al final- quedarse sin nada por culpa de los Barnum en el liderazgo…

Sé que hay miedo de hablar esto y el silencio es producto de una doble acusación: rebeldes y amargados. Obligados a cerrar los ojos, muchos continúan en malas iglesias. Son los que tienen el llanto atragantado, los que todavía buscan sanidad para las heridas del pecado mientras siguen sufriendo las heridas de la iglesia… Los que –desde el llano- aún quieren predicar un evangelio que transforma vidas mientras siguen viendo a los show Businessman mandar en la iglesia…

Quizás lo irónico del caso, es que no sólo nace un nuevo tonto cada minuto en el mundo sino también en la iglesia… ¿Cuál será el destino de muchos nuevos conversos en las manos de los Barnum detrás del púlpito? Es imposible saberlo. Lo que sí se sabe, es que los Barnum en la iglesia cada día mandan más y dañan más… ¿Podría ser esta la causa de una iglesia rica y popular pero floja y excesivamente tolerante? Y es que Barnum no sólo hizo su entrada en el mundo moderno pero, su espíritu ha comenzado a infectar la otrora iglesia verdadera…

Barnum creo toda una filosofía del éxito a base de falsas afirmaciones personales. Una ideología en la cual la verdad pasa a segundo plano para dar lugar a la persuasión y al carisma cualquiera sea su fuente. De ahí que los Barnum en el púlpito a menudo sean líderes persuasivos y carismáticos que han aprendido los secretos para seducir a la gente a que crea sus afirmaciones falaces. Y, tampoco sus seguidores aceptan razones porque donde mandan los sentidos no siempre hay sensatez. Producen adictos que acaban dando al César lo que es del César, y también lo que es de Dios.

Al final, nadie se extrañe que el “culto a la personalidad” sea la lógica consecuencia…

Alex de la Iglesia

El Cristiano Burbuja

on 18 mayo 2011

El cristiano burbuja
(Parte uno) El síndrome de la burbuja:

En la película The Boy in the Plastic Bubble (El niño de la Burbuja de Plástico), Jhon Travolta protagoniza a Tod Lubicht un joven que nace con una deficiencia en el sistema inmunológico que le obliga a pasar el resto de su vida en un ambiente totalmente estéril. Su habitación es un entorno hermético y sellado contra bacterias y virus, la comida es especialmente preparada, y su único contacto humano viene en la forma de manos enguantadas. La película –basada en una historia real- transcurre sobre la adolescencia del joven…

Estaba pensando en la inmunodeficiencia severa combinada (SCDI en inglés) o el síndrome del niño burbuja para ilustrar la manera en que muchos cristianos encajan o reaccionan ante las… criticas. Los mismos cristianos que son buenos para criticar (cuando no condenar) los pecados del mundo, son los que callan ante las faltas de la iglesia. Es increíble como podemos ser tan filosos en nuestro juicio cuando se trata de juzgar el pecado de una persona (muchos familiares pueden dar cuenta de ello) y –a la misma vez- ser tan condescendientes con los pecados de la iglesia.

Puedes visitar foros o blogs en Internet que se atreven a denunciar los males de la iglesia moderna para comprobar que siempre aparecerá la legión de santurrones que condenarán tal hecho. Y si quieres un equilibrio aquí lo tienes: yo no estoy de acuerdo con la crítica como deporte. Hay gente que son críticos por naturaleza y nunca estarán de acuerdo con nada ni con nadie. Estos profetas de la crítica que aman disparar juicios apocalípticos a quién no está de acuerdo con ellos, tienen un problema: quieren llamar la atención para alimentar su baja autoestima, pretendiendo ser los dueños de la verdad… ¡Yo no comulgo con ellos!

En este punto tenemos que decir que –como en todo ámbito- hay una crítica constructiva y una destructiva. Una que edifica y otra que derriba. Puedes encontrar de los dos tipos y –en la mayoría de los casos- fácilmente identificables. Obviamente que mi posición está a favor de los que construyen, nunca de los que derriban… Pero, pensar que toda crítica hacia la iglesia es perjudicial, contribuye a dañar la imagen de la iglesia, o proviene del infierno es sencillamente un grotesco.

Hay gente que tiene problemas en confiar en la Biblia dada su honestidad brutal. Y es que la Biblia –al contrario de muchos seudo puritanos- no tiene miedo de hablar de los aciertos y miserias de sus personajes. Grandes personajes son descritos en su totalidad sin tapujos ni pretextos. Un personaje decisivo como el patriarca Noé aparece borracho y desnudo en su tienda. El gran legislador y libertador de los israelitas es también definido como un asesino e iracundo que pierde años en el anonimato y la oportunidad de entrar en la Tierra Prometida. David -quién dio a Cristo el titulo de “el hijo de David”- es retratado también como un inmoral que alguna vez tuvo que asesinar a un inocente y ocultar su pecado en el propio ejercicio de su reino…

Acaso, esto ¿desprestigia la Biblia? o ¿Daña su imagen? ¡Claro que no! En realidad, la honestidad de la Biblia nos acerca a ella y, su franqueza nos identifica… Muchos han creído en la Biblia y se han identificado con ella por los mismos ejemplos que acabo de describir. Otros han cobrado ánimo por la sencilla razón de que si Dios puede usar a ellos, también puede usarme a mí… Así que la Biblia no tiene miedo de ilustrar, a veces juzgar y, otras criticar el pecado de sus propios personajes mientras algunos siguen insistiendo en que la crítica no viene de Dios...

Una forma de manipulación y control muy común que practican organizaciones, pastores e iglesias es el “No juzgues” Según esta teología, el juzgar no es de Dios sino del diablo. Un versículo favorito que citan es “No juzguéis para que no seáis juzgados” y “Con la misma vara con que medís serás medido” pero olvidan que esta es sólo una parte de la verdad, y que esto suele ser astutamente empleado por líderes sin escrúpulos para acallar toda critica aún la que es válida y con motivos…  

Muchos de los ministerios y ministros que al final cayeron en pecado vivían rodeados de una corte de aduladores, lisonjeros y serviles que vivían en una burbuja de falsa espiritualidad. Gente que prefería vivir con sus ojos cerrados a la realidad, los avestruces espirituales que escondiendo su cabeza dieron rienda suelta a toda clase de tropelías por parte de sus líderes…

No te equivoques, la critica no daña la imagen de la iglesia (de por sí bastante dañada), lo que daña es la falta de autocrítica y el esconder los pecados. Nadie mejorará la iglesia por callar y disimular sus faltas pero te aseguro, que puede hacer mucho bien por denunciarlas a tiempo…

En la antigüedad, una parte de servir a Dios era denunciar los pecados de Israel y, cuando Pedro con su hipocresía arrastraba a otros en su simulación, Pablo le reprendió cara a cara y en público: “Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos…” Cuando tú ves que líderes e iglesias no andan rectamente (como quiera que se llamen) ¿Te callas la boca? ¿Has pensado en cuantos inocentes serán decepcionados si nadie habla?

Esto es lo que intentamos por este medio hacer, podemos salvar vidas de las garras de los fraudulentos y engañadores pero si alguien no quiere abrir los ojos entonces… ¡déjanos hacer nuestro trabajo!

Alex de la Iglesia

Aviva-miento II

on 01 mayo 2011

Aviva-miento
(Parte Dos) Numerología evangélica

A los evangélicos nos encantan los números más allá de querer reconocerlo públicamente. Conocí a un líder que servía en una organización del tipo “sectas bíblicas” que decía creer en la calidad versus la cantidad. Sin embargo, hacía el final solía preguntar a sus diáconos cuanta gente habían asistido para medir el éxito o fracaso de sus reuniones… ¡Una fantochada! Así que nadie se engañe aquí, los evangélicos en general también hacemos numerología de nuestros eventos y… ¡vivimos de las encuestas!

Para el caso, uno de los personajes más citados ha sido el libro de Patrick Jhonstone en Operación Mundo (un escrito de 1993, que tenía fama de ser la mejor fuente disponible de censos sobre religión…). Este libro (originalmente de ¿oración?) ha sido el vademecum de líderes y publicaciones evangélicas para respaldar y confirmar el avivamiento en Latinoamérica. Las cifras allí arrojadas parecen corroborar el crecimiento demográfico de la iglesia y su influencia en la sociedad americana en general.

Es E. Cleary quién –sin embargo- desnuda la poca seriedad de los números o la dudosa fuente de los porcentajes cotejando el trabajo antes mencionado con estudios y publicaciones más serias libres de compromisos altisonantes. Este trabajo será el motivo de mi segundo artículo sobre Aviva-miento...  

Para comprobar como nos atrae la numerología (siempre que presente números favorables, claro) y que poco fiables a veces pueden resultar, analicemos los porcentajes a la luz del estudio antes mencionado:

En Operación Mundial, Jhonstone dijo que el 27,9 % de todos los chilenos eran pentecostales, y el 25,4 % carismáticos. Estas cifras son muchos más altas que las reportadas en el censo nacional llevado cuidadosamente a cabo en 1992, que muestra a sólo el 12,4 % de evangélicos. Más tarde, el censo del 2002 asegura que los evangélicos alcanzaban el 16 %. Otros estudios posteriores confirmar los niveles de 1992…

En 1993, Jhonstone dio a la población evangélica en Brasil un 21,6 %. Una cifra que contrasta con el censo nacional del 2000 que arroja sólo un 15,4 %. Incluso, los propios evangélicos en Brasil parecen simpatizar con la cifra más baja en el censo. El sitio Web (www.infobrasil.com) del Servicio de evangelización para América Latina proporciona información basada en el censo nacional, no en los números de Jhonstone.

Si Brasil parece ir a la cabeza en el porcentaje de evangélicos, hay líderes que insisten en identificar a Guatemala como el país más evangélico de América Latina. Sin embargo, el crecimiento ahora parece haberse estabilizado en sólo un 25 %. La organización Gallup comenzó a realizar encuestas en la década de 1990 incluyendo las cuestiones de afiliación religiosa… La encuesta confirma el porcentaje antes descrito.


Entonces… ¿Por qué una encuesta que tenía fama de ser la mejor fuente resultó poco seria? Voy a repetirlo tan fuerte como pueda… a los evangélicos en general nos encanta hacer numerología de nuestros eventos. Una constante necesidad quizá de justificar ¿inversiones? o ¿metas?, alardeando de números que –con frecuencia- no parecen reflejar la realidad.

No puedo encontrar una actitud más contradictoria que la que acabo de describir anteriormente. Francamente, estos son los momentos en que la iglesia parece ir en una dirección y… ¡Cristo en otra! Una cosa es predicarle a todo el mundo y, otra muy distinta, es perseguir a las multitudes para promocionar mi ministerio como un éxito. Cristo predicaba a las multitudes con el entendimiento de que la masa es un elemento inestable… ¡hoy pueden seguirte y mañana crucificarte!; mientras revelaba las cosas secretas del reino a los discípulos. 

Recuerda que la condición para que un fruto sea validado no es que ocupe un asiento, llene una tarjeta o sea un número más en un evento… Pero, sobretodo, que permanezca… Sin embargo, este principio espiritual parece un papel corroído por el tiempo en las agendas de los líderes de nuestra generación quienes creen (y hacen creer) que los números son la única marca de éxito en el ministerio.

Hay iglesias y líderes que han construido su reputación a base del énfasis en los números y el apego a porcentajes dando poca o ninguna importancia a lo que cuenta: La calidad y solidez de las conversiones.

El resultado de todo ello -a menudo- es el mal llamado avivamiento...

Alex de la Iglesia

Aviva-miento

on 20 abril 2011

Aviva-miento
(Parte uno) ¿Conversiones o deserciones?

Tiempo atrás, leí otro interesante artículo sobre el estado actual de la iglesia evangélica en Latinoamérica. El mencionado texto –escrito por Edward Cleary (profesor de estudios sobre Latinoamérica en Providence College, Rhode Island)- confirma algo que cualquiera –con una mirada imparcial y libre de falsos fanatismos- puede por sí mismo comprobar…

Cleary, se centra en la popular y controvertida cuestión de las conversiones para preguntarse si –debido a la dudosa duración de éstas y la facilidad con que la gente entra y sale de las iglesias- no sería prudente estudiar las conversiones sin también hacerlo con las… deserciones

Y es que –como bien dice Cleary- por años se nos ha vendido un modelo de evangelio en Latinoamérica en el que todo parecía girar alrededor de la palabra: Avivamiento. Incluso, medios de prensa estadounidenses, avalaron tal hecho (probablemente arrastrados por el clima de euforia) para reportar con bombos y platillos el fenómeno sin nunca probar ni confirmar la calidad y duración de tales conversiones...

En el centro del problema, la cuestión es… ¿Cuál es la duración y el término de dichas conversiones? Precisamente, de esto quiero escribir en mi siguiente capítulo…

El evangelio –tal como lo transmite Juan- recoge las últimas palabras de Cristo, algo así como su testamento personal antes de entregarse a los judíos y… a la voluntad del Padre. Es en el contexto de este ambiente –solemne y dramático a la vez- que Cristo presenta la parábola de la Vid y los Pámpanos.  

La alegoría no puede ser menos que interesante: La viña es uno de los cultivos preferidos en Palestina, resulta por lo tanto lógico que Cristo tome su imagen para ilustrar la historia de su Pueblo. Pero esta vez no sólo ilustra sino que le da su sentido pleno: Cristo es la Vid verdadera, todos los que creen en él sus pámpanos y, el Padre es el gran Viñador de esta gran cepa…

Como la vid, la iglesia no es una organización jurídica o social sino… ¡un organismo vivo! Una corriente de vida donde la fuente es ¡Cristo! Este ha sido, es y siempre será el secreto de la vitalidad y energía de las Iglesias cristianas; y el motor que ha movido y moverá a la iglesia más allá de sus limites y confines…

Esta es la condición para que nuestros signos vitales espirituales se correspondan con los de un cuerpo vivo: permanecer unidos a la fuente que es Cristo. Sin esta unión, somos como una rama cortada que –al final- acaba secándose, un manantial que no recibe agua y se convierte en cauce seco, tierra árida que la lluvia ha dejado de regar…  

Por eso es fácil y lamentable distinguir una iglesia sin esa unión porque… ¡Ya no tiene vida! Un converso con mediana espiritualidad que ha tomado contacto con la fuente, podrá identificarlo sin problemas. Hay muchos que lamentan esta ausencia como Elí y todo lo que tienen es un arca decorada para la ocasión pero sin poder, un Israel en la carne pero sin espíritu, un nombre de que viven pero… 

Así que una pasión que no arde y un fuego que no consume, es la marca distintiva de iglesias sin comunión con la Vid…

Pero estamos hablando de las conversiones y… ¿Dónde cabe el tema en medio de toda esta alegoría? En el hecho de que la comunión determina el fruto y -en particular- su calidad. Y yo creo que es aquí donde está uno de los problemas porque de la misma manera que no podemos pedir peras al olmo, no puede haber pámpanos (menos de calidad) en una vid que no es tal...

El fenómeno de las conversiones y deserciones no es nuevo, lo que es nuevo es la frecuencia y la proporción en la que hoy se están dando. Es verdad que este fenómeno se da con mayor relevancia en iglesias grandes pero, hay iglesias que a pesar de su corta existencia ya no tienen miembros fundacionales, no habiendo nadie o muy pocos del principio… Así, hay gente que se han acostumbrado a entrar y salir de la iglesia con la misma facilidad con la que cambian su vestimenta…

He oído a muchos tratando de justificar esto con cosas injustificables. El diablo, el mundo, el pecado… siempre han existido y siempre han vivido para oponerse a la iglesia. Explicar esto de afuera hacia dentro es como tirar la piedra y esconder la mano… Lo que falta es sincera reflexión quizá porque todavía las deserciones se pueden ocultar bajo el paño de grandes conversiones que –si no hacemos algo- acabarán convirtiéndose en los desertores de mañana…

Hay preguntas dolorosas que aquellos que pretender dirigir la iglesia no se hacen y deberían hacerse: ¿No es el fenómeno un resultado de la condición de la iglesia moderna? ¿Son conversiones reales las que suceden bajo mi ministerio? ¿Son los desertores apenas unos rebeldes, ingratos o carnales que no debería considerar?

Yo sé que en todo lugar se cuecen habas y que cualquier institución tendrá riesgos que –a veces- se traducen en pérdidas. Hay incluso deserciones documentadas en la historia de la iglesia y en la Biblia… Pero, de fenómeno aislado las deserciones van convirtiéndose en algo cotidiano y regular. Incluso, pueden encontrarse naciones que una vez pretendieron tener avivamiento que –poco a poco- se están convirtiendo en tierra de desertores. Cleary aporta números que pueden ser escalofriantes…

El evangelio siempre ha producido conversos que han dado sus vidas, han cambiado el curso de la historia y nos han dejado un mundo mejor… Pero, aunque siguen habiendo conversiones las deserciones se han convertido en un verdadero fenómeno que en el medio de los cantos de sirena nadie parece querer considerar…


Alex de la Iglesia


Manipulacion (en la iglesia) IV

on 24 marzo 2011

Manipulación (en la iglesia)
(Parte cuatro)

Tiempo atrás, quedé profundamente impresionado con un artículo acerca de la manipulación en la iglesia moderna llamado: Iglesias abusadoras. Nunca pensé que tal artículo podía existir (¡menos en internet!) porque cuando uno oye este tipo de cosas suele pensar que asiste a un hecho aislado, algo fuera de lo común. Sin embargo, cada día que pasa, esta situación parece repetirse con más frecuencia... 

La pregunta es: ¿Por qué? Acaso, ¿No había manipulación en la iglesia primitiva? ¿Y en la Biblia?

En mis artículos anteriores, queda demostrado que la manipulación no es nueva. Tenemos registros bíblicos que datan de la iglesia primitiva como es el caso de Corintio y de Diótrefes, en la época apostólica. Así que la manipulación no es una novedad, lo que es noticia es la frecuencia y los métodos cada vez más sofisticados que ahora suelen emplearse.

En el artículo anteriormente mencionado, Pat Zukeran (Pastor y conferencista de la iglesia Bautista en Richardson, Texas), hace una lista de ocho características de iglesias u organizaciones que podrían estar abusando de sus miembros. De mi propia experiencia, estas características son increíblemente acertadas y, aunque tenemos un abanico de iglesias manipuladoras que van desde la más hasta las menos radicales, encontrarás que todas tendrán algún elemento presente…

No estoy diciendo que todas las iglesias manipulan. Lo que digo es que cada vez hay más iglesias que manipulan y, que hay nuevos métodos de manipulación que por su sofisticación pueden pasar inadvertidos. Es por eso que no estoy hablando de sectas pseudo cristianas sino de iglesias. Probablemente, un nuevo tipo de iglesias a las que no se las puede catalogar de sectas tradicionales aunque empleen técnicas de manipulación que parecen recordarles…

Como reconoce Pat Zukeran hay algunos que llaman a estas iglesias abusadoras “sectas basadas en la Biblia” He dicho anteriormente, que estas iglesias pueden pasar inadvertidas y la razón es que a diferencia de las sectas comúnmente reconocidas, estas iglesias suelen aparentar –al menos por fuera- una fuerte pureza y severidad en sus creencias doctrinales. Además, acostumbran a jactarse de que ellos son la iglesia al modelo bíblico, la continuación del libro de los Hechos y, quienes están –casi con exclusividad- en el pleno mover de Dios…

Estas pretensiones dan alas a sus miembros quienes acaban por sentir y creer que pertenecen a alguna clase de iglesia especial, un remanente incorruptible, un selecto grupo que “tiene el cielo comprado” De allí, que es muy difícil razonar con ellos mientras están dentro de la “rueda” Esto provoca que lenta y progresivamente, se alejen de todos quienes no están de acuerdo con sus creencias. En el camino, muchos han abandonado a su circulo social (familiares y amigos) para concentrarse en un nuevo y selecto grupo que parece cerrarse sobre sí mismo. Esta no es más que otra técnica de manipulación para aislar y tener un mejor control de sus seguidores.

Mientras Cristo era criticado por los fariseos por su permanente asociación con los gentiles y publicanos (gente común fuera de los círculos religiosos), estos parecen ir en la dirección contraria, creando sobre sí una agenda cerrada de amistades y conocidos que siempre deben coincidir con la misma y estricta visión de la iglesia a la que pertenecen.

Como he dicho, son iglesias sectarias que basan su creencia en la Biblia (lo que a simple vista las muestra como algo auténtico) pero siempre de un modo excesivo y exagerado (lo que radicaliza sus creencias y acaba convirtiéndolos en sectarios).



Ten presente que toda verdad llevada a un extremo es susceptible de caer en falsa doctrina. Por eso la Biblia –tomada sin ningún interés personal- presenta una Verdad perfectamente equilibrada donde Dios es Amor pero también es un Juez Justo, y un Juez Justo que deviene también en Amor.

Sin embargo, estas iglesias sectarias toman de la verdad lo que favorece y contribuye a sus intereses. Así, el concepto bíblico de la familia puede ser radicalizado hasta un extremo que aparta a sus seguidores de los verdaderos seres queridos para sustituirlos por nuevos padres y hermanos provistos en dichas iglesias. Alejados de los razonamientos de gente imparcial que –aunque no comparten sus creencias- llevan su sangre y pueden advertirles de lo que ocurre, se vuelven fácilmente manejables a los intereses de líderes que sólo ven en ellos otra oveja más que esquilmar

La mayoría de estas iglesias sectarias son levantadas por la voluntad de hierro con que sus líderes controlan a sus seguidores. Para ello tienen que llevar a un extremo otro concepto bíblico como es la fe y las obras. Al final, acaban proveyendo una fe por obras lo que les permite –veladamente- contar con una mano de obra gratis y dispuesta a llevar a cabo cualquier sacrificio. Muchos jóvenes idealistas y genuinamente consagrados, fueron y son la mano de obra barata que iglesias sectarias se han servido y aún se sirven para construir verdaderos “imperios de la fe”

Hay iglesias auténticas que tienen su motivación en edificar el reino de Dios aunque no sean el motivo de mi artículo… ¡Gracias a Dios por ello! La razón de este estudio sobre Manipulación en la iglesia es para advertir a gente inocente a no convertirse en “carne de cañón” de iglesias abusadoras. Cuando uno lee “el amor de muchos se enfriará” no puede menos que pensar en la legión de gente que serán defraudados por iglesias así.

Y es que la demanda es tan intensa y el sacrificio tan grande que cuando uno descubre el abuso y manipulación de la que ha sido objeto… ¡cuesta un parto volver a levantarse!


Alex de la Iglesia


Manipulación (en la Iglesia) III

on 06 marzo 2011

Manipulación (en la Iglesia)
(Parte tres)

Está claro que sus maneras eran vox pópuli, y que gente de peso -como el Apóstol Juan- tenían identificado a Diótrefes como el que "Le gusta tener el primer lugar" o "Ambiciona ser el primero" Tenemos aquí, el primer ejemplo en la iglesia primitiva de un hombre que intenta gobernar en vez de administrar, mandar en vez de guiar y manejar en vez de conducir. Así que estamos ante un típico caso de: Manipulación

Porque en la raíz de toda manipulación se encuentra la ambición por ser el primero, Diótrefes es el arquetipo por excelencia. El no entiende el ministerio en términos de servicio sino a sí mismo. Las gentes no son la finalidad. Él no está allí para suplir necesidades sino para controlar voluntades. En fin, la iglesia es sólo una excusa para llevar a cabo sus propios intereses…

Hay algunos que tienen la romántica idea de que un personaje así no puede crecer, menos durar en la iglesia; sin embargo, aquí está Diótrefes pertrechado en su posición, ejerciendo un férreo control y –llegando incluso- a presentar ofensiva a la mismísima autoridad apostólica.

Personajes de esta calaña han existido y persistido siempre… ¿Cómo tratar con ellos?

Una de las cosas que se ha perdido hoy, es la capacidad para individualizar este tipo de líderes. Juan no era partidario de aquellos que prefieren callar y mirar para otro lado porque un hecho así no se puede espiritualizar (“no juzgues”), sino que debe ser denunciado. Tampoco creía que ponía en peligro “la causa de Cristo” clasificando a Diótrefes como un ambicioso y oportunista. Ni siquiera era de la creencia que los mundanos se burlarían si denunciaba sus arteros métodos de control… La denuncia está en la Biblia y… ¡allí se quedará!

Es más, aquí se queda mi aplauso a Juan, sobretodo en una generación donde los intereses creados condicionan los valores y la verdad con una falsa capa de seudo espiritualidad que no es bíblica…


Así que veamos los tres métodos de manipulación de Diótrefes:

En la antigüedad, los apóstoles desempeñaban un papel único a saber: Fueron nombrados, ungidos y comisionados por Cristo. Presidían la iglesia en el principio, encargados de poner los fundamentos fueron los principales autores de los libros en el Nuevo Testamento. Sin embargo, en su afán de protagonismo, Diótrefes no sólo ignoró tal autoridad sino que la combatió: “…parloteando con palabras malignas contra nosotros;…” o “… nos denigra con palabras maliciosas…”

Hay un tipo de manipulación que se ejerce desde el púlpito y que usa la predicación como medio para auto promoción y control. Estoy hablando de un tipo de mensaje en el cual Diótrefes hacía acusaciones falsas contra los demás con la evidente intención de promocionarse a sí mismo.

En una iglesia, la gente suele ser muy susceptible. Un líder puede promocionarse hasta ser elevado a la categoría de un fetiche con la complicidad de su propia gente. Puede –incluso- manipular sus mentes para que crean lo que él cree y, nieguen lo que él. Por eso es obvio para mí que –en todo esto- Diótrefes tenía sus seguidores y Juan sus oponentes… Es fácil encontrar gente que siguen a tal o cual líder, sin importar si el tal tiene un testimonio dañado, si cree falsas doctrinas o si su patrimonio ha aumentado considerablemente…

Y es que cada día más, las gentes siguen una personalidad antes que un carácter

En aquel tiempo había un fuerte ministerio itinerante. Evangelistas recorrían las iglesias. Los recursos eran escasos y su sostén dependía de la buena voluntad de quienes le recibían. La hospitalidad era un bien muy apreciado…

Sin embargo, Juan tiene que reconocer que Diótrefes más que como un líder se comportaba como un caudillo: “… y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos,…” El predicaba que la Iglesia no pertenece a ningún hombre pero –de hecho- actuaba como si fuera propietario de ella y por eso, se reservaba el derecho de admisiónClaro, en el fondo de la cuestión, él negaba dar hospitalidad porque sentía que ciertas personas podían amenazar su propia seguridad… Su subsistencia estaba basada en protegerse a sí mismo y –obviamente- era muy celoso de ello. Cualquier cosa que pudiera ponerle en peligro era digna de ser combatida o… ¡eliminada!

Alguien dijo que detrás de todo buen manipulador se esconde un pequeño dictador… Diótrefes demostró cierta opresión en sus acciones “Además, impide a los que los quieren recibir y los expulsa de la iglesia” Este manejo prohibitivo refleja al pequeño dictador que había en él. Y es que no todos estaban de acuerdo con su arbitrario manejo. Hay algunos –por ejemplo- que no aplauden la prohibición que se hace a la gente que tiene el “delito” de pensar diferente…

Así que “se rebelan” al sistema establecido por Diótrefes invitando a los impedidos… Pero Diótrefes ha construido un régimen de autoridad (al igual que los Césares en la antigua Roma) donde él se ha nombrado el ungido por Dios. Esta es una frase de tanto peso que puede hacer tambalear a sinceros creyentes con mentes débiles obligándoles a ser parte de un juego que no comparten…

Como he dicho, un grupo se sale de la norma. No cometen ningún crimen, no hablan mal de Diótrefes, ni cuestionan en público sus cuestionables decisiones… Lo único es que invitan a la gente que están prohibidos por Diótrefes. Pero, para un pequeño dictador como él que vive sospechando de su sombra, este grupo se convierte en gente peligrosa porque –en su mente- están desafiando su particular autoridad…

¿Qué reacción cabe para un opresor así? ¡Los expulsa de la iglesia! porque cuando intimidación no funciona, para un opresor, la expulsión es un recurso todavía a mano…

Alex de la Iglesia

Manipulación (en la Iglesia) II

on 22 febrero 2011

Manipulación (en la iglesia)
(Parte dos)

Con mucha probabilidad, 3 Juan es la carta más personal del Nuevo Testamento. Aquí –como en la anterior- Juan nos ofrece un vistazo de la vida en la iglesia primitiva. La carta menciona a tres personas y el problema causado por la personalidad de uno que será el motivo de mi nuevo artículo…

Obviamente, hablar de tres personas es hacerlo también de tres temperamentos y tres diferentes clases de cristianos. Si hay una cosa que siempre ha caracterizado la iglesia –en oposición a las sectas- es la diversidad de las gentes que la componen.

Sin embargo, esa misma pluralidad puede ser una “espada de dos filos” donde cierta clase de gentes encuentren tierra fértil para llevar a cabo sus pequeños intereses. Y es que una cosa es tener visión y otra –muy distinta- ambición. Claro, hay una ambición sana y otra insana; aquella crea un ambiente de progreso, esta última de conflicto y tensión.

Este era el problema con Diótrefes… Juan lo describe en estos términos: Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe… parloteando con palabras malignas contra nosotros… no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia”

Juan está experimentando alguna especie de interrupción. No es de índole espiritual ni secular porque el Apóstol no encuentra el obstáculo fuera de la iglesia sino dentro. En concreto, la resistencia tiene nombre y se trata de un líder que no contento con la posición busca excesiva preeminencia: “Al cual le gusta tener el primer lugar”

¡Este es uno de los problemas que generó el clericalismo en la iglesia!

Líderes sedientos de poder lograron levantarse con la única aspiración de ser “principales”, de tomar el control y gobernar anulando el oficio del Espíritu Santo. Incluso, hay iglesias que dicen promover una unción espiritual que ya no tienen y ahora ha sido sustituida por el carisma, la personalidad y el interés de líderes que en lo profundo sólo les gusta tener el primer lugar.

Cuando esto ocurre –como es el caso de Diótrefes- hay que urdir ciertas estrategias humanas. El brazo de carne tiene que sustituir la ausencia del Espíritu y; las estrategias de sangre la unción que viene de arriba.

Sabemos que el anhelar obispado no era mal visto en la iglesia primitiva sino una honra y, que había una serie de requisitos que los aspirantes debían calificar. Pero, tanto para una aspiración genuina como una ventajista, la exigencia –cual fuere- no es un problema. Mi experiencia dice que quienes gustan tener el primer lugar suelen ser muy celosos de las “reglas” y Diótrefes no era la excepción.

Sin embargo, como suele ocurrir, el verdadero desafío aquí no era llegar al primer lugar sino… ¡mantenerse! Aquí –precisamente- es donde entra el arte de la manipulación. En esto Diótrefes demostró ser un verdadero experto…

Juan da en detalle tres formas de manipulación… Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe… parloteando con palabras malignas contra nosotros… no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia

El horizonte de la manipulación en la iglesia no tiene límites. Aquí tenemos a un hombre que le gusta tener el primer lugar y no está dispuesto a perderlo por nada. Antes que un cristiano, él es un ministro porque ministerio representa todo lo que él ambiciona. En su mente, el ministerio –y en particular el liderazgo- es tener el primer lugar, estar en preeminencia, ostentar una ventaja y superioridad sobre el resto.

Esto –por supuesto- le hace sentir alguien reconocido para su dañada autoestima. El no está allí por medios legales -quizás ha tenido que pisar algunas cabezas para llegar a la cima- así que la intimidación, la desconfianza y las intrigas son la constante de su vida

¡Una persona así no confía ni en su sombra!

De pronto, viene Juan o sus enviados y entonces… ¡todas sus alarmas son encendidas! Probablemente, fue Diótrefes el que inventó aquello de “la mejor defensa es un buen ataque” y “el que pega primero, pega dos veces” El sabe que sus maneras no gustan -así que- él cree conveniente “embarrar la cancha” y ensuciar el campo.

En todo este juego, hay quienes están engañados por sus artes; ellos no representan problema alguno. La amenaza –en todo caso- viene del lado de quienes descubrieron sus oscuras intenciones, quienes ahora saben que a Diotrefes… “Le gusta tener el primer lugar entre ellos” o “Ambiciona estar en posición”


Alex de la Iglesia