Manipulación (en la Iglesia) II

on 22 febrero 2011

Manipulación (en la iglesia)
(Parte dos)

Con mucha probabilidad, 3 Juan es la carta más personal del Nuevo Testamento. Aquí –como en la anterior- Juan nos ofrece un vistazo de la vida en la iglesia primitiva. La carta menciona a tres personas y el problema causado por la personalidad de uno que será el motivo de mi nuevo artículo…

Obviamente, hablar de tres personas es hacerlo también de tres temperamentos y tres diferentes clases de cristianos. Si hay una cosa que siempre ha caracterizado la iglesia –en oposición a las sectas- es la diversidad de las gentes que la componen.

Sin embargo, esa misma pluralidad puede ser una “espada de dos filos” donde cierta clase de gentes encuentren tierra fértil para llevar a cabo sus pequeños intereses. Y es que una cosa es tener visión y otra –muy distinta- ambición. Claro, hay una ambición sana y otra insana; aquella crea un ambiente de progreso, esta última de conflicto y tensión.

Este era el problema con Diótrefes… Juan lo describe en estos términos: Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe… parloteando con palabras malignas contra nosotros… no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia”

Juan está experimentando alguna especie de interrupción. No es de índole espiritual ni secular porque el Apóstol no encuentra el obstáculo fuera de la iglesia sino dentro. En concreto, la resistencia tiene nombre y se trata de un líder que no contento con la posición busca excesiva preeminencia: “Al cual le gusta tener el primer lugar”

¡Este es uno de los problemas que generó el clericalismo en la iglesia!

Líderes sedientos de poder lograron levantarse con la única aspiración de ser “principales”, de tomar el control y gobernar anulando el oficio del Espíritu Santo. Incluso, hay iglesias que dicen promover una unción espiritual que ya no tienen y ahora ha sido sustituida por el carisma, la personalidad y el interés de líderes que en lo profundo sólo les gusta tener el primer lugar.

Cuando esto ocurre –como es el caso de Diótrefes- hay que urdir ciertas estrategias humanas. El brazo de carne tiene que sustituir la ausencia del Espíritu y; las estrategias de sangre la unción que viene de arriba.

Sabemos que el anhelar obispado no era mal visto en la iglesia primitiva sino una honra y, que había una serie de requisitos que los aspirantes debían calificar. Pero, tanto para una aspiración genuina como una ventajista, la exigencia –cual fuere- no es un problema. Mi experiencia dice que quienes gustan tener el primer lugar suelen ser muy celosos de las “reglas” y Diótrefes no era la excepción.

Sin embargo, como suele ocurrir, el verdadero desafío aquí no era llegar al primer lugar sino… ¡mantenerse! Aquí –precisamente- es donde entra el arte de la manipulación. En esto Diótrefes demostró ser un verdadero experto…

Juan da en detalle tres formas de manipulación… Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe… parloteando con palabras malignas contra nosotros… no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia

El horizonte de la manipulación en la iglesia no tiene límites. Aquí tenemos a un hombre que le gusta tener el primer lugar y no está dispuesto a perderlo por nada. Antes que un cristiano, él es un ministro porque ministerio representa todo lo que él ambiciona. En su mente, el ministerio –y en particular el liderazgo- es tener el primer lugar, estar en preeminencia, ostentar una ventaja y superioridad sobre el resto.

Esto –por supuesto- le hace sentir alguien reconocido para su dañada autoestima. El no está allí por medios legales -quizás ha tenido que pisar algunas cabezas para llegar a la cima- así que la intimidación, la desconfianza y las intrigas son la constante de su vida

¡Una persona así no confía ni en su sombra!

De pronto, viene Juan o sus enviados y entonces… ¡todas sus alarmas son encendidas! Probablemente, fue Diótrefes el que inventó aquello de “la mejor defensa es un buen ataque” y “el que pega primero, pega dos veces” El sabe que sus maneras no gustan -así que- él cree conveniente “embarrar la cancha” y ensuciar el campo.

En todo este juego, hay quienes están engañados por sus artes; ellos no representan problema alguno. La amenaza –en todo caso- viene del lado de quienes descubrieron sus oscuras intenciones, quienes ahora saben que a Diotrefes… “Le gusta tener el primer lugar entre ellos” o “Ambiciona estar en posición”


Alex de la Iglesia


12 comentarios:

Alex de la Iglesia dijo...

Hola Amigos,

Aquí les dejo una nueva entrega de Manipulación...
Espero que les sirva y ayude...

¡Dejen comentarios y opiniones..!!

Saludos..!!

DulceOración dijo...

Dios te bendiga.

Lamentablemente la manipulación a los lideres, es un problema q. esta ocurriendo en muchas iglesia hoy dia. Personas sin escrupulos manipulan a los pastores, pero la mas triste es q. ellos se dejan manipular.

Alex de la Iglesia dijo...

Hola Dulce Oración,

Gracias por visitar tan pronto mi nuevo artículo y además dejar tan acertado comentario. Como bien dices, esto es parte del juego que algunas iglesias y líderes juegan y -obviamente- no ayuda...

Sigue adelante, Saludos..!!

Alejandra Miranda dijo...

Muy buen comentario. Lamentablemente es un realidad en nuestra iglesia,y debemos de utilizar mucho nuestro discernimiento para no caer en falsas enseñanzas y falsos maestros. Dios te bendiga

Alex de la Iglesia dijo...

Hola Alejandra,

Gracias a ti tambien por visitar y opinar sobre el artículo. Una realidad que -como bien dices- cada será más patente. El discernimiento es de tal importancia que se nos olvida...

Saludos..!!

jose manuel dijo...

Muy Bueno, He leido todos los árticulos de tu blogs, me parecen muy buenos todos, le damos gracias a Dios por la sabiduria que te ha dado, la claridad y senciles con que expresas tus análisis, es de bendición y para edificación del cuerpo de Cristo. Dios te bendiga

Alex de la Iglesia dijo...

Hola Jose Manuel,

Me emociona tu comentario en sobremanera porque has dado en el blanco de mi intención con la página: "... La claridad y sencillez con que expresas tus análisis..." La Biblia es un libro que habla de cosas sofisticadas con un lenguaje simple y entendible.

Gracias otra vez, Dios te bendiga por tu acertado razonamiento...

Anónimo dijo...

Karina


Muy bien articulo Alex, No se bien lo que esta pasando en las iglesias no tengo mucho en el Cristianismo pero nunca esta demas informarce por siacaso viene el diablo bestido de pajaro, si sabes a lo que me refiero falsos profetas.


Dios te bendiga

Alex de la Iglesia dijo...

Hola Karina,

Gracias por visitar mi página y dejar un mensaje cargado de tu corazon. Así es, tenemos que tener mucho cuidado porque el diablo causa el daño dentro de la iglesia...

Gracias y saludos...

Anónimo dijo...

Hola Alex:
Me ha gustado tu artículo, es realmente sorprendente la manera en la que podemos ser manipulados y confundidos acerca del verdadero propósito que Dios tiene para nuestras vidas.
Pero mi pregunta es, si empiezas a notar que suceden cosas similares a estas en tu iglesia,¿qué debes hacer?
Gracias.Claudia

Alex de la Iglesia dijo...

Hola Claudia,

Gracias por visitar mi página y dejar tu comentario. Como bien dices, es sorprendente la manera en que podemos ser manipulados pero -lamantablemente- así sucede y muchos viven sus vidas cristianas bajo un espíritu de control y... ¡no lo sabem!
Respecto a tu pregunta me gustaría que aclares que cosas y con quién están sucediendo en tu iglesia. No necesitas dar nombres solo situaciones y el cargo de quienes la provocan...

Espero tu respuesta, Saludos...

Anónimo dijo...

IMPRESIONANTE: QUE DIOS NOS LIBRE DE ESTO Y LUCHEMOS PARA QUE ESTO NO SE PROPAGUE, EN EL NOMBRE DE JESUS

CRISTIAN

Publicar un comentario